Convenio entre Manos Abiertas y la Compañía de Jesús

El pasado lunes 15 de julio en el marco del mes de San Ignacio de Loyola, la Fundación Manos Abiertas (MA) y la Provincia Argentino-Uruguaya de la Compañía de Jesús (ARU) firmaron un Convenio en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Firmaron en nombre de las instituciones, Martín Peydro presidente de Manos Abiertas y P. Rafael Velasco SJ superior provincial de los jesuitas. Expresan por este acuerdo que la Fundación Manos Abiertas es una obra apostólica con especial vinculación con la Compañía de Jesús.

Participaron también de la rúbrica del documento: P. Ángel Rossi SJ, fundador y asesor espiritual de Manos Abiertas, Carlota Alonso, vicepresidenta nacional, María Cristina Martínez coordinadora de voluntariado y miembros voluntarios del Consejo Administrativo Nacional, asesores y voluntarios de distintas obras de la delegación de Manos Abiertas Buenos Aires, P. Leornardo Nardin SJ y P. Andrés Aguerre SJ.

El convenio se selló al término de una eucaristía celebrada en la Capilla Doméstica de la Curia Provincial en dependencias del Colegio del Salvador.

El objetivo del convenio es reforzar la vinculación existente, y continuar sumando esfuerzos apostólicos en la misión común bajo la guía de la espiritualidad ignaciana.

El P. Rafael Velasco SJ en su homilía expresó que: “juntos, Manos Abiertas y la Compañía de Jesús, en este camino, que ha sido un camino largo no exento de dificultades e incomprensiones de nuestra parte, y que hoy llega a un puerto muy lindo, de camino en conjunto, siempre seamos salvados por los pobres, los más necesitados”

Martín Peydro, por su parte manifestó: “Hoy después de más de 25 años podríamos llamar a este momento nuestra confirmación, ya que siendo grandes y habiendo recorrido muchas alegrías, compartido tristezas y teniendo muchos sueños junto a los Jesuitas confirmamos ante su máxima autoridad, por medio de su Provincial, que nuestras obras viven con espiritualidad Ignaciana y que así lo podemos comunicar […]que más podríamos pedir a Dios”

En estos primeros pasos algunos de los puntos del convenio son:
• La ARU reconoce en MA una institución dedicada a los más pobres con auténtico espíritu evangélico de carácter ignaciano nacida por inspiración del P. Ángel Rossi SJ y un grupo de laicos y voluntarios comprometidos;
• La ARU respeta y reafirma la autonomía de la organización y gestión institucional de MA, considera que es un buen modelo para el apostolado social en los tiempos actuales;
• MA reconoce en San Ignacio de Loyola y en la Compañía de Jesús su fuente de inspiración e identidad

Encomendados a nuestros inspiradores P. Alberto Hurtado, Madre Teresa, Cura Brochero y Mama Antula esta nueva etapa del camino, que nos confirma en la espiritualidad de San Ignacio vivida desde nuestros primeros pasos continuaremos trabajando, amando y sirviendo a quienes más necesitan. Juntos.